Saltar al contenido

Qué es bueno para los cólicos y otras molestias en la alimentación de tu bebé

Las tres molestias que se derivan de la alimentación, sea con pecho o con biberón, al menos durante el primer año de vida de nuestro bebé son las siguientes:

Cólico de gases bebé

Algunos bebés necesitan que le saquen el chanchito cuando aun no han terminado de tomar la leche, entre la toma de uno y otro pecho o al final de la toma de los dos pechos; otros simplemente no lo necesitan.

Si notas estas incomodidad con tu bebé luego de las tomas de leche, es muy probable que necesite que lo ayudes a expulsar los gases.

Tratamiento: Cómo quitar los cólicos nocturnos del lactante

El cólico es un estado de dolor abdominal que afecta a 1 de cada 4 bebés y se produce por la acumulación excesiva de gases en el intestino.

Una de las razones de esta acumulación es la inmadurez del sistema digestivo del bebe.

Los síntomas son inquietud, fastidio, reflejo de movimiento de piernas, ruidos intestinales y el carácter irritable del bebé.

En la gran mayoría de casos, el cólico de recién nacidos aparece durante el primer mes y se va alrededor del tercero, conforme el sistema digestivo madura.

En otros casos, puede ser que dure solamente unos días así como también que dure hasta el año de vida.

Normalmente esta condición no interfiere con la capacidad de absorción de los alimentos, por lo que no afecta el desarrollo y crecimiento saludable del bebé.

Si tu bebé tiene cólico, puedes ayudarlo a eliminar los gases haciéndolo masajes circulares desde el lado derecho del ombligo hasta la ingle derecha o manteniéndolo cargado y en movimiento en un portabebés.

Algunos bebés no logran descansar bien a causa del cólico, lo cual es muy agotador también para quien lo cuida. Se necesita mucha paciencia y saber qué tarde o temprano esta condición desaparecerá.  

Los bebes tienen gases hasta el primer año. El pediatra te puede recetar unas gotas para los gases (Gasiovet, etc.) que lo puedes complementar con masajes y todos los trucos que puedes encontrar en youtube, google, libros, etc.

Muchos especialistas indican que si un bebe llora más de 3 horas es cólico, pero nosotros te recomendamos que si tu bebe esta sanito, ha comido bien y de pronto empieza a llorar y permanece así por mas de 30 minutos, inmediatamente le des estas gotitas y realices los masajes indicados para ayudarle a botar los gases.

Hay que estar atento a los cólicos para evitar que nuestro bebé sufra.

Regurgitación

Es común que al expulsar el gas o el chanchito algunos bebés regurgiten un poco de leche con apariencia de yogurt; puede ocurrir por varias razones y es normal.

Para evitar la regurgitaciones, es conveniente mantener vertical al bebé por un momento luego de la toma; normalmente se espera que vayan desapareciendo con los meses.

Si el bebé se queja demasiado al regurgitar, consulta con el pediatra; si por lo demás está feliz, no tienes de qué preocuparte.

Vómito o reflujo 

También es común que los bebés tengan reflujo o vómitos luego de las tomas de leche. A diferencia de la regurgitación, el vomito y el reflujo expulsan la leche de forma mas violenta y abundante.

Generalmente, causan mucho malestar en el bebé y ocurren por la inmadurez del sistema digestivo, por algún retraso funcional o por un proceso infeccioso. En estos casos, es preferible consultar con el pediatra.

Me ocurrió pero por sobrealimentación: eran la primera semana, y como en ese momento no me salía mucha leche, combinaba la poca leche que me salía con leche maternizada o leche en polvo y aún no calculaba bien cuanto necesitaba mi bebé para estar llenita.

Era de noche, la acosté ya dormidita y cuando me disponía a salir de la habitación, repentinamente, pude observar cómo salía un chorro de leche por su boquita que alcanzó casi el metro de altura, me asuste muchísimo, pero no pasó a mayores, le cambie de ropa y la cargue en posición vertical durante media hora para ayudarle en su digestión y luego la acosté nuevamente. Es parte de la experiencia.